LA SEXUALIDAD CONSCIENTE

“¿Qué hay de malo en gozar de ti misma? ¿Qué hay de malo en ser feliz? Si hay algo malo siempre está en tu infelicidad, porque la persona infeliz siempre crea infelicidad a su alrededor. ¡¡¡Sé Feliz!!!” – OSHO

En la sociedad patriarcal, las mujeres hemos aprendido a vivir la sexualidad como medio de satisfacer al otro, de dar placer al otro y a menudo como algo sucio y doloroso. No hemos aprendido a mirar y descubrir nuestra propia sexualidad de forma individual, como algo propio.

La sexualidad es la parte principal de nuestra vida, el motor y la fuente de energía. Qué bueno poderla vivir como algo sagrado y creativo, que nos impulsa a un estado de plenitud y gozo.

Se trata de abrirnos a una sexualidad ligada al corazón, desde lo femenino, con sensibilidad y plenitud, para que la energía vital pueda fluir y podamos ser conscientes de nuestro poder, extraordinaria fuerza generadora de vida y creatividad.